https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

jueves, 16 de febrero de 2017

Me he sentido utilizado; y lo admito..

¿Han habido momentos en el cual te hayas sentido utilizado?.


Existe una diferencia abismal entre sentirse útil; y decir: "Me siento utilizado".

¿Alguna vez, has llegado a tener la sensación de que te están usando; y de que se están aprovechando de ti?.

La sensación de pensar me siento utilizado es, desde luego, muy desagradable.

Una relación de amistad, pareja, o de cualquier otra clase, tiene que ser recíproca; y si no es posible llegar a un cincuenta,

por ciento por parte de ambos, por lo menos aproximarse.

Pues no es justo que alguien te pida quince favores al mes; y tú solo le puedas pedir uno, o ninguno.

Es posible que esa persona que te pide tantos favores, consiga que llegues a pensar:

 me siento utilizado; y eso no te beneficia en absoluto.

Porque si alguien te utiliza para lo que sea, párale los pies en cuanto puedas, ya que si se aprovecha de ti; te está demostrando que no te valora nada

como persona.

Hay que ir con cuidado, pues mucha gente puede aprovecharse de ti.

Desde amigos, pareja, familiares, compañeros de trabajo, conocidos e incluso desconocidos; cualquiera de ellos puede hacerlo.


A veces, es muy difícil darse cuenta de lo que te están haciendo, pero otras veces debido a tú situación; te ves obligado a aguantar.

Imagínate, que en el trabajo tu jefe te obliga a hacer más tareas de la cuenta, a trabajar más horas; y encima te pide que le hagas la compra;

y que le cuides a su hijo el fin de semana. Puede que 

suene exagerado; y hasta cómico, pero nada más lejos de la realidad.

Es posible que esta situación exista; y que haya personas que aguanten lo que sea, para conservar ese puesto de trabajo.

Si estuvieras viviendo esa situación, "me siento utilizado",  sería lo mínimo que dirías.

Otras veces, quien se intenta aprovechar de ti; no es alguien cercano con quien mantengas alguna clase de vínculo emocional, o laboral,

en esos casos, la situación es más fácil de percibir; y por lo tanto, de controlar.

 Si un conocido, te pide que le dejes un euro para el café, probablemente el primer día sí se lo dejes, pero si la historia se repite cada día;

 y nunca te devuelve el dinero, será tan sencillo como pararle los pies; y acabar rápidamente con la situación.

Me siento utilizado: ¿Cómo me están utilizando?.


Personas que se intenten aprovechar de ti,hay muchas; y sólo necesitan ver que pueden hacerlo, que ejercen algún tipo de control sobre ti.

Tipos de control: emocional, mental, psicológico, económico; y por qué no, también físico.


Desde mi punto de vista, aprovecharse de alguien emocionalmente; es una de las cosas más miserables que existen.

Si dices "me siento utilizado emocionalmente", la otra persona estará basando su comportamiento en chantajes; y terminará haciendo lo que quiera contigo.


El control emocional, puede darse en la pareja, familia, amigos; y personas con las que tengamos algún tipo de vínculo emocional.


Si por ejemplo, tu pareja quiere que te comportes de tal manera; o que hagas algo que va en contra de tu forma de pensar; y tú terminas aceptando,

 probablemente no lo hagas por convicción, sino por el chantaje emocional que se esconde detrás: "si no cambias te dejaré"; y tú, que no quieres que tu pareja

 te abandone, renuncias a tus principios, a tus valores, en definitiva, a ti mismo.

Esto es realmente muy peligroso; y suele pasar en las relaciones más íntimas, en las que sin esa o esas personas sentimos que no somos nada.

 En esas situaciones uno pierde completamente la autoestima; y se deja utilizar por otras personas.

 Incluso dándose cuenta de la situación.


En el caso de los amigos, también se dan estas situaciones.

 Este no sería el caso de los buenos amigos, sino más bien el de los amigos por interés.

 Gente que te conoce; y se pone el nombre de "amigo", tuyo cuando percibe que puede sacarte algo; pero que en realidad no le importas lo más mínimo.

En estos casos, el control emocional volverá a jugar un buen papel, pues es posible que aprecies; y confíes en esa persona.

 Ahí tenemos como ejemplo; el "amigo" que solo te llama, cuando no tiene un plan mejor; o que queda contigo solo cuando le va de paso.

 Por supuesto que luego te pedirá favores, porque claro, se supone que es tu amigo.

Tambien estan otras personas, pueden aprovecharse de tu situación económica, para sacar tajada; y conseguir todo lo que quieren.

 De esta manera, existen muchos hombres de edad ya avanzada, que van con chicas muy jóvenes, guapas; y algo tontas, por qué no decirlo.

 En fin, ellos utilizan su arma: el dinero; para seducirlas, mientras que ellas sin contar las excepciones, los aguantan como pueden,

 para quedarse con algún billete; tan triste como real.


Personas, que se aprovechan de su fuerza física; para abusar de otras, las hay.

Al igual que en la selva, la vida urbana no parece ser tan diferente.

 Individuos altos; y fuertes intimidan a los más débiles; y como ejemplo, podemos ver aquí la cobardía de los ladrones, atacando

 a ancianas, chicas jóvenes, hombres menos fuertes que ellos, incluso niños.

En este caso, la fuerza física, demostraría sin duda una gran debilidad mental, por parte de los acosadores.


En definitiva, todos los tipos de control que puedan ejercer sobre ti sea mental, emocional, físico,todos ellos están vinculados:

 a la manipulación psicológica; pues ningún tipo de control, o manipulación se da por casualidad sino que la persona que los ejerce,

 sabe cómo tiene que actuar para conseguir lo que quiere; y es ahí donde tú sientes que te han utilizado y dices: me siento utilizado.


No digas más: me siento utilizado.(Antonio Pedrosa..