https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

jueves, 27 de noviembre de 2014

A good Mayor..

Conozco poco  a Diego Sanchez Simon,(presidente del consejo comarcal del Maresme); aunque  conociéndole
 poco, me atrevo a confirmar, que esta sobradamente preparado; para regir el destino; de Pineda de Mar (Barcelona), ¿Y porque digo esto?. Pues lo digo porque en el poco trato que he tenido con él. He podido observar, que tiene tres cualidades, que le avalan, es honrado, es honesto; y es humilde, ademas de estas cualidades, que son innatas; tambien es  transparente, eficaz; y directo..

Por todo esto yo creo (sopena de estar equivocado), que Diego esta sobradamente preparado.para llevar este pueblo; a la buena convivencia...

Con permiso de de él; y como ciudadano de a pie; quisiera decir que; antes del apocalipsis político que estamos atravesando; y que esta contagiando a la gestión municipal, quisiera aportarle, con respeto, consejos e ideas; y ser portavoz de una parte de la "calle".Hay muchos ciudadanos, que tienen la tendencia de comparar; y a veces confundir la labor de un Alcalde, con la responsabilidad de un director de empresa. Gestionar una ciudad, es una posición que difiere muy sensiblemente de gestionar una empresa. El objetivo empresarial de "siempre más" tiene que ser reconvertido en el objetivo municipal de "siempre mejor". Es cierto, que la afiliación política de un Alcalde del mismo signo que los gobernantes nacionales; y autonómicos, influye en la rapidez de las soluciones administrativas; y económicas: pero que a su vez no tienen que influir en la política del Municipio, es decir, que lo que verdaderamente cuenta para ser un buen Alcalde son sus cualidades, humanas; y no su "etiqueta", saber escuchar; y el contacto con los vecinos; hacer una buena gestión de Alcalde, es poder olvidar sus principios, e ideales políticos a la hora de gestionar su pueblo... 

La etiqueta política, tiene que pasar a un segundo lugar; y anteponer la calidad de vida, el bienestar de los ciudadanos. Tiene que saber trabajar; y colaborar con la oposición tratando de llegar a un consenso amplio en todos los proyectos.

Un buen alcalde, tiene que ser como un buen médico de familia, que tenga tiempo de auscultar su enfermo (su ciudad) antes de elaborar un diagnóstico, para no curar superficialmente pero sí, en profundidad, los orígenes de la enfermedad.

Un buen Alcalde tiene que saber gestionar, ser un buen árbitro, ya que tendrá que tomar decisiones sobre "prioridades" en detrimento de opiniones adversas de conciudadanos. Ser fiel con las metas (proyectos), pero realista respecto a las formas de lograrlo; y que las inversiones no sean "obras de arte" sino inversiones prácticas.

Un buen Alcalde tiene que saber rodearse, delegar, confiar en su equipo; y funcionarios, con el fin de asegurarse el mayor tiempo posible para desarrollar las labores anteriormente citadas, sin olvidar de reflexionar sobre las opciones posibles; y meditar sobre el sentido de su misión.  P.C.A. Digo lo que pienso; y pienso lo que digo..