https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

miércoles, 25 de febrero de 2015

El seny...

Que falsa ha sido;y es la conducta de la familia Pujol,que espectáculo mas denigrante ofrecieron;.


 Después de la patética intervención del patriarca en el parlamento catalán donde partidos en vez de preguntar; y recriminar al defraudador, lo defienden censurando el proceder de otros parlamentarios. Estafador que, como era de esperar, también supeditando a sus intereses la fractura social de su tan querida patria, se justifica insinuando que tenía sus ahorros por si acaso. Por si acaso de qué, ¿por si acaso aparece el conde duque de Olivares? La única similitud de aquellas épocas que intentan actualizar estos viscerales seres, es que también son protagonistas, muchas veces en la sombra, como ahora, los burgueses engañando al "poble" que tanto cita Mas, ocultando siempre las dramáticas consecuencias sociales; y económicas que sucedieron a tales aventuras. Y ahora dice la matriarca, que sus  hijos no tienen ni un duro; lo que no tienen es vergüenza, son unos delincuentes de guante blanco. Este "pobre hombre" hombre pobre, que fundo C.I.U. Es el que le ha dado la puntilla, si es que los simpatizantes ;tienen vergüenza torera: ¿La tendrán?.. Viendo esto; y pensando en lo que es; y lo que los "puyoles", significan para el independentismo: no tengo por menos que pensar.


 ¿Se puede ser  Mas idiota?. Una de las razones por las que fracasará el gran tinglado de la construcción nacional catalana, es el excepcional nivel de estupidez alcanzado. Estupidez vinculada al fanatismo. Puede que sigan "agonizando", varios años más, pero esta bola de "Bullshit", tiene que explotar.  Repito, hay demasiado fanatismo; y estupidez para que tenga buen fin. El tiempo dirá. Me olvidaba. Han perdido, incluso, el sentido del ridículo.  Así justifica el nacionalismo la corrupción de los Pujol.

La "envidia de la inmigración franquista hacia los catalanes".

 El periodista; y profesor universitario Enric Vila; justifica los casos de corrupción de Jordi Pujol porque "era imposible construir un poco de poder en la situación que había sin ensuciarse las manos"; y considera que no deben "pedir perdón''.