https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

martes, 29 de noviembre de 2016

Ven que nos repartiremos el ego..

Hoy un periodista; me ha llamado egocéntrico; y en honor a él, me he permitido, buscar el significado de la palabra; en su extenso sentido: y lo haré con una pequeña historia.


 "En un pueble-cito, era la costumbre del sacerdote que siempre que casaba a alguien besaba a la novia, era una antigua tradición.  Una mujer que iba a casarse se mostró muy preocupada.  Se creía muy hermosa, como les ocurre a todas las mujeres.  Es algo muy femenino, nada nuevo.  En realidad, es algo que toda mujer piensa, incluso la más fea.  Así que esta se creía bella y estaba preocupada y ansiosa.  Le repetía una y otra vez a su prometido, a su futuro esposo":


 -Ve a decirle al sacerdote que no quiero que me bese después de la boda.

    Justo antes de la boda, volvió a preguntarle al novio:

     -¿Se lo dijiste al sacerdote?

      -Sí –dijo el novio con mucha tristeza.

        -¿Por qué estás tan triste?

       -Se lo dije al sacerdote y se alegró mucho.  Me dijo: "En ese caso solo cobraré la mitad".


La moraleja de esta pequeña historia es:

Todos; y todas  piensan que son personas inteligentes, pero nadie lo piensa de vosotros porque todo el mundo está ocupado con su propia inteligencia, no con la vuestra.  Y si alguien asiente; y dice: "Sí, eres inteligente", es que está esperando a que digáis lo mismo acerca de él o ella.  Se trata de un acuerdo mutuo: tú colmas mi ego; y yo colmo el tuyo.  Sé muy bien que no eres inteligente; y tú sabes igualmente que yo tampoco lo soy, pero colmaré tu ego; y tú harás lo mismo por mí.

Porque  todo el mundo, parece tener la misma necesidad de sentirse único.  Eso significa que no hemos dado dado con nuestro propio ser, que es único, sin necesidad de probarlo.  Las demostraciones son necesarias, para las mentiras, no hay que olvidarlo.  Por eso no se puede demostrar a la divinidad, porque es la verdad esencial.  Las demostraciones solo son necesarias para las mentiras; la verdad no necesita ninguna demostración.  Lo es, simplemente lo es.


Y si nos dicen  que somos únicos,  extraordinarios.  No tratémos de serlo, resulta ridículo; y lo que conseguís es convertiros en unos tontos; y que todo el mundo se ría cuando os marcháis.  Si no estáis convencidos de vuestra singularidad, ¿quién se va a convencer de ella?.  La convicción está más allá de cualquier prueba.  ¿Y cómo se llega a eso?  Pues a través del auto-conocimiento.

Yo quiero manifestar a mi amigo Antonio, que no soy yo como el me califica, porque tener el ego por las nubes, te ciega; y te "endiosa". Porque el ego distorsiona la realidad.


Una persona con problemas de "ego" suele ser desagradable, egoísta, maliciosa, destructiva, tiende a juzgar negativamente a los demás.Y yo no soy así. Antonio  R. Una persona con ego,necesita continuamente; dar buena imagen ante la sociedad, carece de humildad. Es como una ilusión, una fantasía que pretende situarse por encima de los demás;y yo no soy así Antonio R..

Cuando nos encontramos dominados por nuestro ego, la opinión que se tiene de uno mismo está distorsionada, el verdadero "yo" se aleja; y conocerse a uno mismo se complica. Y yo no soy así.

Las personas que viven dominadas por el ego, están engañadas, se creen superiores; y no ven la realidad, es un error de pensamiento, que intenta hacer una presentación de cómo a usted le gustaría ser, en vez de como es en realidad.

El ego es una máscara social, un papel que nos aleja cada vez más de lo que somos de verdad.Esta mascara necesita halagos, aprobación de los demas necesita tener el control de las situaciones;y personas, quieren tener el poder porque en lo mas profundo de su ser; hay temor.Y yo no soy así .

Antonio  R.    El ego necesita creerse superior,para disimular su verdadero sentimiento de inferioridad.


El ego, es como un personaje que se va creando. El ego se aleja de la sencillez; y se caracteriza por la complicación, es como una actuación del ideal, una falsa autoestima que se necesita proyectar para que nadie vea la gran inseguridad que se esconde en el interior.

Y yo definitivamente no soy así Antonio R...