https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

miércoles, 21 de julio de 2010

Bad People...

No conozco valores superiores a la verdad y a la vida. Es la máxima  con la que he vivido, vivo, y posiblemente moriré:En ellos consiste el bien que entregado gratuitamente; el primero  es el Amor.Les siguen, en la eficacia de su aplicación, la Justicia y la Libertad.También  tengo que reconocer que existen las malas  personas, hace poco tiempo he conocido  a una:Una mala persona puede ser aquella que, refugiándose tras una mirada de aparente transparencia  esconde el rencor y el odio; en el sin fondo de sus falsas intenciones; de lobo disfrazado de cordero.Una mala persona es aquella que, tras un rostro amable, puede esconder una mueca de hipocresía que solo busca el mal del prójimo.Una mala persona es aquella que sus aparentes buenas formas se quedan solo en eso, en apariencia y en formas, sin contenido de bien.Una mala persona no es un pobre diablo.Una mala persona es aquella que si no es el propio diablo, lo parece, lo emula, son malas por  naturaleza. Siempre me he resistido a calificar a alguien como de mala persona. Incluso, me he resistido a pensar de alguien que fuera esencialmente mala persona.

Y, sin embargo, en la obviedad de las obras conocidas,(de algunos); de consentimientos, de colaboraciones y apoyos al mal; de la capacidad de mentir y propiciar la muerte, de restringir la libertad y deshonrar la justicia, de dividir y disgregar, me quedan pocas duda, de que una mala persona puede estar en el “buen camino”, de lo peor que alguien puede llegar a ser. Una mala persona, es el inicuo personaje que; ya no es necesario pudrir; porque está podrido, en la ignominia de su propia esencia, es el inicuo personaje que ya no es necesario demonizar porque ya es maligno en su condición. Porque le gusta esa condición. Oí decir una vez, con razón, que si las malas personas tuvieran aspecto repugnante y cara huraña, no podrían engañarnos. Oí decir una vez, con razón, que no hay maldad, sino malvados. Sí, quizá sea todavía difícil para algunos, (cada vez menos), reconocer a una mala persona, a un personaje de perversos proyectos; aquel que, para engañarnos, pueda esconderse detrás de una mueca sonriente; y una mirada transparente mente  sucia y borrosa. Una mala persona es una manzana podrida en un cesto de fruta fresca.  Este tipo de personas organizan o colaboran con cosas como el 11-M, la corrupción, (denunciar para hacer daño sin pruebas de lo que denuncia) del engaño y la difamación. Y aunque parezca difícil  reconocerlas, haberlas haylas..

P.C.A. No te fies del amigo que te alabe y te sonría  porque detrás de una sonrisa puede haber una traición...