https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

domingo, 19 de agosto de 2012

Tiempos difíciles...

Hemos llegado a una altura de la vida, que  tenemos que pedir permiso para todo; y yo creo  y pienso (particularmente),  que en el mismo momento; en que el hombre tiene que pedir permiso por todo y para todo; en ese mismo momento su libertad que reducida y mermada; a la minima expresión.En mis tiempos de niño,cuando muchas personas vivian de las "chumberas"   podias coger   los chumbos sin ni siquiera pedir permiso (las chumberas no tenían dueño). Hoy hay  que, pedir permiso al dueño.Aunque la chumbera; se encuentre en lugares remotos, las "pitas" o chumberas tienen siempre un propietario.

Para mi siempre fue un rito ir a coger  los (tambien llamados); higos blancos, rojos, y "malagueños",  en cercados, por la sierra, en chumberas, salvajes, cualquier opción era buena a la hora de coger el postre que más mató el hambre; en la epoca en la que yo me crie; aunque yo no la sufri doy fe de que existía; la necesidad; y la miseria..

Las chumberas crecen prácticamente en cualquier parte, por eso es fácil encontrarlas en la mayoría de los pueblos. Antes, (almenos en el pueblo donde yo me crie), algunas casas,  tenían su cercado, bien rodeado de una pared de piedra que salvara a las chumberas, de la voracidad de las cabras sueltas, que eran casi todas.

Hoy,quedan muy pocas chumberas y las que quedan estan como si fueran una especie protegida, donde tienes que tener un permiso para poderlas tocar. Las higueras, los granados, o los morales, que parecen crecer en medio de la nada, que alguien plantó, riega incluso en los años de sequía y cuida.Y por eso has de pedir permiso, y luego una vez  cogidos; con ellos corriendo a la nevera tras pelarlos en casa con cuchillo y tenedor. Una vez a la temperatura adecuada, ni te acordará del sabor de las ciruelas negras  de la frutería del pueblo.

P.C.A. Desde el mismo momento, que el hombre tiene que pedir permiso, para todo, desde ese mismo momento, el hombre pierde su libertad, por eso yo siempre digo, que la libertad es; el concepto más efimero, que existe..