https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

sábado, 19 de febrero de 2011

30 años de democracia..¿para que?

La Democrática Atontocracia...


En todo sistema y en todo régimen político existe una suposición tácitamente de aristocracia. Siempre se ha pensado que, sea cual fuere la forma de gobierno, deberían gobernar los mejores y no los peores. Lo que sucede es que hay estructuras políticas que tienden a garantizar esto mejor que otras, y desgraciadamente, la democracia contemporánea ha demostrado ser un fracaso colosal en esta materia.
Por de pronto, toda nuestra democracia, descansa sobre el sufragio universal, y este mecanismo es uno de los que menos garantiza el acceso al poder de los mejores. El inefable George Bernard; supo decir alguna vez que “el sufragio universal tendría sentido si la mente inferior pudiera medir a la superior del mismo modo en que con una regla de treinta centímetros se puede medir a una pirámide". Tal como están las cosas, el problema político continúa sin solución. la selección por sufragio universal entre los candidatos que se presentan a una elección democrática no garantiza la selección del mejor de ellos, sino que, además, tampoco hay garantía alguna de que en la selección de los mismos candidatos se elijan a los mejores y a los más aptos para gobernar.
El régimen democrático contemporáneo se maneja con dinero y depende del dinero, técnicamente hablando, es más una "corrupcracia" que una democracia, o bien, para ser más precisos, las democracias actuales están digitadas y controladas por estructuras putocráticas y por medios putocráticos.En estas democracias, para ser candidato en absoluto, lo primero que hay que tener es el dinero suficiente para pagar una buena campaña. hay dos opciones;bien, como sucede en nuestro país, el dinero es aportado por quienes se dedican a hacer caja, ya sea robándole directamente al propio Estado, (bancos); ya sea recaudando fondos a través del complicado circuito de la corrupción política.(empresarios);
De esta forma, en la democracia contemporánea son candidatos quienes consiguieron suficiente dinero como para pagar una campaña y resulta ganador, por regla general, aquél candidato que más dinero puso en su campaña.
Lo que nunca pude explicarme y lo que me he preguntado siempre es ¿por qué lo permitimos? ¿Por qué nos prestamos al juego? ¿Por qué cada cierta cantidad de años todo el mundo concurre bovinamente a meter un papelote en una urna para elegir un tunante? ¿Por qué seguimos tragándonos la estupidez ésa que, de cualquier manera, tenemos que elegir aunque más no sea al que parezca ser el menos malo de todos los tunantes, mentirosos e inútiles que se presentan a una elección? ¿Y saben qué es lo peor de todo? Lo peor de todo es que este problema no es de ahora. Nos viene del fondo de la Historia. Las personas honradas, capaces y decentes muchas veces le han cedido el paso a los mangantes. No sé que es, pero hay algo que muchas veces paraliza a las buenas personas cuando surge la necesidad de interesarse por la cosa pública. Ya Platón advertía que “el precio que las buenas personas pagan por su indiferencia ante a los asuntos públicos es el ser gobernados por malas personas”.Como pueden ver, el problema ya existía hace dos mil quinientos años atrás.Le regalamos la calle a los delincuentes. Le cedemos el poder de decisión a los egoístas y a los ambiciosos. Consentimos un comercio en manos de acaparadores, monopolistas y mercaderes. Aceptamos que el dinero se convierta en una mercancía más y su valor sea establecido por estafadores legalmente protegidos. Nos sometemos a una Justicia manejada por garantistas sensibleros y lacrimógenos que siempre disculpan al que ataca y jamás al que se defiende. Y encima de todo eso admitimos ser gobernados por ignorantes. ¿Por qué somos tan idiotas?.
¿Por qué son todos tan mafiosos y delincuentes? ¿Por qué no hay politicos decentes? ¿Por qué los partidos políticos se llenan inmediatamente de inútiles, corruptos, charlatanes y mentirosos? ¿Por qué no hay ni siquiera un partido político formado por gente seria, capaz, honrada y con verdaderas ganas de hacer las cosas bien?.


P.D. Corrupto no se nace, el corrupto se hacew