https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

sábado, 11 de febrero de 2012

The Promenade..

  "strolling along the promenade":
 Hablando y reflexionando, con my consuegro, sobre la crisis,las reformas con  sus concecuencias, y contrastando opiniones.;ahí va la mia..
En esta crisis,y de las duras reformas,todos somos culpables:
 Lo somos los individuos uno a uno; lo son las familias que han abdicado de sus responsabilidades educativas; lo son muchas empresas que lo supeditan todo al éxito y al beneficio; y lo son también muchos ejecutivos que blindan a sus hijos en escuelas con valores, pero que contribuyen a hacerlos desaparecer de la sociedad, desde su control de amplios sectores;  como el ocio; que imponen modelos y pautas de conducta; basados en el egoísmo, el materialismo y la vida fácil.(Baguismo) y  por supuesto, son culpables los periodistas y los intelectuales.


Mi opinión es que; el bienestar trajo consigo una sociedad acomodada, "baguista"; autocomplaciente e indolente, que poco a poco dio paso a la indisciplina, el desorden y el abuso, y puso en riesgo las principales conquistas sociales del siglo XX;  y  así paralelamente, intelectuales y dirigentes políticos de la izquierda, se perdierón en propuestas disparatadas, pensadas más para satisfacer su vanidad y su ego intelectual; que para ayudar a los más débiles, que son los que deberían constituir su verdadera razón ,de serde la izquierda..

 Preocupados sólo por la estética del bienestar;(el de ellos); de sus planteamientos, los integrantes de esta izquierda desnortada, han renegado de los valores tradicionales de nuestra sociedad; y los han etiquetado como conservadores y contrarios al progreso.
 Poco a poco, la obsesión por dar rienda suelta a la libertad individual, y por priorizar derechos para toda clase de minorías; han ahogado la libertad y los derechos de la mayoría.

 Una traición en toda regla, porque se ha demostrado que la pérdida de valores en el conjunto de la sociedad, ha dinamitado el bienestar; del que dependendian, trabajadores, y clases medias, pero les trae sin cuidado a los privilegiados, que blindan a sus hijos en sistemas privados perfectamente competitivos. (Mas, Montilla, y otros)..

 Y así  tenemos  ejemplos en todos los ámbitos:
 En educación, el desorden lo acaban pagando los más humildes, los últimos que han accedido a la enseñanza pública; y gratuita, y que ahora corren el riesgo de quedar fuera de la primera división educativa. En sanidad, los abusos de unos pocos han  provocado grandes recortes en el sistema público, que castigagan sólo a los que no se puedan permitir coberturas complementarias.
 En el terreno laboral, los privilegios de unos pocos; y los subsidios poco controlados, los acaban pagando los más frágiles con la pérdida del trabajo. En seguridad, el desorden causado por algunas tolerancias excesivas, también lo pagan los débiles: la historia nos recuerda que la razón y la justicia sólo se imponen en el imperio del orden; en el caos, en cambio, siempre ganan los fuertes.


La responsabilidad de la izquierda;(Que tendria que haber sido enorme), (aunque no exclusiva)..
 La pérdida de valores es culpa de todos los sectores sociales, y les afecta a todos ellos casi por igual; no sólo es evidente que el individualismo, el egocentrismo y una creciente amoralidad son características frecuentes en todos los segmentos de la sociedad;


Por todo esto en mis largas reflexiones, y largos  paseos mi opinión siempre va encaminada a los mismos principios, y por eso la mayor parte de las veces mi consuegro coincide conmigo. Yo creo y pienso que;

La crisis debería ser un estímulo para reaccionar,porque ya no hay recursos para sostener la sociedad del ocio y del "bagismo", y una vez más los débiles;  acabarán pagando la fiesta. La defensa de las nuevas clases medias y bajas; golpeadas por la crisis económica y por la crisis de los valores abre un campo enorme a la política. De aqui han de salir  los grandes movimientos que renovarán la política; en el futuro. Pero que no se equivoquen los viejos "Elefantes": a nadie le importará si ya no se llaman de izquierdas, pero deberán recuperar la defensa de los valores como primer compromiso.
P.D. Ser original es pensar y actuar según sus conviciones...