https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

sábado, 19 de enero de 2013

Desde Sevilla, sin olvidarme de Pineda de Mar (Barcelona)..

  

Uno se pregunta en ocasiones si puede haber gente, y recalco la palabra gente, que sean capaces de poner precio a la vida de un ser humano, no de uno determinado, sino de cualquiera de los que conviven a diario con ella, para poder tomar una decisión de tipo económico y enmascaradamente política, que atañe ( y en forma muy peligrosa);  a las vidas de esos ciudadanos. No me puedo imaginar a una persona normal capaz de hacer tamaña barbaridad, sino a un engendro frío, calculador, y sin más sentimientos que aquellos que revierten sobre sí mismo, alguien que sólo se ama a sí mismo, cicatero, narcisista, y sobre todo ambicioso sin límites ni reglas que respetar, con tal de conseguir sus fines.


Hay algunos Abogados, que son malos abogados; y malas personas,(aun teniendo el titulo); algunos se meten a políticos  Y son los   que se meten a políticos  con la sola intensión de ganar dinero. (Doy fe de ello porque lo se de buena  tinta)..

La vida de quienes se meten en política, están llenas de favores que pedir y favores; que pagar después. Además, los Ayuntamientos, por la propia seguridad de sus "gestores", están obligados a ser muy selectivos en lo que se ventila ante el público, y lo que no. Quizá por ello digan que quienes más secretos llevarán a la tumba son los sacerdotes, los generales y los diplomáticos.


La política en general, está llena de intereses, casi todos económicos. Esto hace que todos intenten llevar agua a su propio molino permanentemente. Ser honesto en un ambiente donde todos tienen un interés expuesto; y un interés oculto, es muy complicado; mas no por ello menos posible.

 Hay  Abogados de oficios que llegan a ganar en una mañana. 1.400  Euros, y hay otros que no  deberían ni ostentar el titulo de abogado, y por eso se meten en política, para vivir de la política:

Así como el médico estudia medicina, creo que el político debe estudiar algo relacionado con su profesión: derecho o ciencias políticas. Creo que ninguno de nosotros se dejaría operar por un "médico" que estudió "bacteriología". Entonces, ¿cómo es posible que votemos y elijamos "políticos" que no saben ni lo que significa esta palabra?.

P.C.A.  Gracias para todos mis lectores. Porque si fueran como yo; no habrían gastos  superfluos, no habrían  arboles descuidados,  aceras rotas, no habrían papeleras rotas, y muchos más...