https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

jueves, 24 de enero de 2013

¿Popular social o social populista?...

Últimamente vengo observando, que en  el pueblo donde  vivo, (Pineda de Mar Barcelona), se esta desarrollando un tipo de politica, que no comparto, y que se esta extendiendo como la pólvora  por todo el Maresme; y es la política del populismo: Y por eso y para ello  escribo este  escrito.


Para que no te engañe ningún político, populista, te daré alguna información, y por eso hoy quiero  escribir sobre algo que quizá te  interese saber, ¿es lo mismo un político popular que un político populista?. Yo pienso que no; y dire porque: Un político populista,  hará campañas millonarias; haciendo grandes mitines; y usara  los medios de comunicación; por medio de las cuales los candidatos intentarán una y otra vez enamorarte; para conseguir tu preciado voto en las elecciones. Así  Para identificar a esos políticos populistas que le prometerán bajarle las estrellas a cambio de su voto.


Lo primero que  debes tener en cuenta al intentar identificar a un populista es que esta característica no es exclusiva de derechas o izquierdas. Esta clase de políticos,de hecho, puede encontrarse en cualquier extremo (o centro). Por lo general, quienes tienden a seguir esta corriente política no cuentan realmente con una ideología definida.

Si tu político preferido apela incansablemente a la idealización de "el pueblo", (que contiene las características más puras y nobles posibles), es muy probable que nos encontremos muy cerca de encontrar a nuestro populista. ¿Quién es, realmente, el pueblo? Esta referencia es muy ambigua y la utilizan tanto personajes de izquierda como de derecha. En palabras de Carlos Marx, el populista asume al pueblo como un mito en el que proclama su inocencia eterna y suprema. El líder populista que intentamos identificar, entonces, buscará pregonar un discurso que le permita la cohesión de ese "pueblo" a cambio de ostentar más poder. Por cierto, prometer extinguir la diferencia entre "los ricos" y "los pobres" puede ser un buen detonante para que el populista logre conseguir ese objetivo.

Además de las características mencionadas anteriormente, nuestro populista será, sobre todo, increíblemente carismático. Este líder intentará identificarse visualmente con "el pueblo" para tratar de aparentar ser parte de él. Por lo tanto, su modo de vestir, hablar y pensar procurará ser muy parecido al de la mayoría a modo de lograr que todos simpaticen con él. Recordemos que el populista viene del “pueblo” y que él es justamente lo que necesitamos como país para solventar todos los problemas que atravesamos (nótese el sarcasmo). Por lo tanto, estimados lectores, abra bien los ojos pues el populista intentará vender su imagen de la mejor manera posible a fin de lograr congeniar con usted. Al fin y al cabo, su objetivo último es lograr seducirle para que en las próximas elecciones, sean su voz y su rostro los que usted recuerde; mientras se encuentre parado en esa urna.

Puede que en este momento te se sientas cómodo con la idea de que un político con todas las características mencionadas, decida sobre el rumbo que debe tomar el país. Ello, muy probablemente, sería la prueba de que el populista ha hecho bien su trabajo; y le ha plantado la idea de que en su gestión él nos lograría llevar súbitamente a la tierra prometida. Sin embargo, amigos, le exhorto a que antes de que se dedique a expandir el evangelio de su político favorito, tenga en cuenta de que el populismo tiene una tendencia a la guerra moral, a la satanización de los adversarios; y a un debilitamiento de las instituciones democráticas. Este tipo de gobernantes, por lo general, enfocan su gestión a la implementación de medidas; que de una u otra manera tienen "contentos" a la base de apoyo que necesitan para concentrar más poder. Al final, como diría un gran pensador, ese tipo de políticas públicas resultan ser  "pan para hoy y miseria para mañana".


P.C.A. En algunos casos se identifica erróneamente el populismo con la demagogia: mientras ésta última está referida al discurso del político buscando influir en las emociones de los votantes, el populismo está referido a la medidas que toma un político, buscando la aceptación popular.