https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

sábado, 27 de octubre de 2012

When I was a little boy....

 "El  Puestecillo":


 Con tan solo una persona, que se pueda sentir  identificada: Con esta historia real; y verdadera, ya me doy por  satisfecho; y me recompensa la escritura de este libro..

PROLOGO:

Hace ya mucho tiempo, cuando yo comenzaba a tener conciencia; y conocimientos, una de las primeras frases que aprendí fue aquella que dice; "Hablar es  decir lo que pensamos; y sentimos, por medio de la palabra":

Hoy (en la actualidad) la vida me ha enseñado otra, (que la he aprendido por mi mismo); y es la que dice; "Para no mentir, el que habla tiene que demostrar lo que dice, por medio de la palabra; porque si no esta haciendo lo mismo  que un loro; el cual; repite todo lo que oye".

Esto también me ha enseñado, que si al hablar no se mintiera, pocas frases  verdaderas se podrían decir. el ejemplo seria;  si una persona te dice,- el coche que tengo es rojo, ¿como sabes que el coche es rojo?, quizá tu contestaras que es rojo; y dice la verdad, porque el lo ve rojo, pero ¿y si se lo dices a un Daltónico.

posiblemente; te dirá que el lo ve amarillo, ¿quien dice la verdad; y quien miente?. 

Lo más cercano ha la verdad son las ciencias; y muchas veces  se  basan en una mentira.

Resumiendo: Todo aquel que habla por  boca de otros, esta mintiendo, porque no conoce ni sabe de lo que esta hablando; pues nadie puede hablar del funcionamiento; y mecánica  de un coche sin mentir  si no es un diplomado mecánico..

No hay cosa más bonita y gratificante, que  enseñar lo que se sabe:

Mis dos profesiones frustradas, cuando  fui niño, mi ilusión   era ser profesor, (maestro de escuela); en  mi adolescencia quise estudiar medicina; y ser  cirujano,

aunque las  circunstancias me hicieron estudiar electrónica.

Allá por los  años 60, tendría yo unos 10 años, fueron mis primeros pasos, en la enseñanza; en una pequeña nave que tenían mis abuelos, la acondicione, para que se pareciera lo más posible a una escuela, con la salvedad de que los alumnos tenían que traer la silla de su casa, sopena que se quisieran sentar en el suelo,(algunos así lo hacían). por aquella época  había mucha pobreza; llegue  a  tener seis  alumnos, que a la cantidad de una peseta al mes; pude ahorrar para adquirir  el "catón" El cuarto grado,que era el grado ultimo, aquello aunque era como un juego para mi, me hacia sentirme  bien; y no lo consideraba ni una profesión ni siquiera un oficio, por eso duro poco, algunos no tenían ni la peseta que cada mes tenían que aportar; y aunque yo no les cobrara;  ellos ya no volvían.

Después de muchos  años, cuando alguna vez volví  al pueblo algún que otro niño, me lo recordaba;  y me daba las gracias, y eso  me gustaba, y me llenaba de satisfacción.

Capitulo Primero:

Tendría yo dos  años  cuando llegue  a aquel pueblo, (Alcala del Río); lo recuerdo como si fuera hoy mismo, era a la caída de la tarde, pero al ser verano, la luz del sol aun iluminaba, recuerdo perfectamente que llegamos en un camión donde trasportábamos, los  enseres; y que veníamos toda la familia, mis  abuelos; y mis  tíos.(Mis abuelos  se hicieron cargo de mi cuando mi madre  falleció).

Era un pueblo pequeño,  pero nosotros nos instalamos, en el extrarradio, un lugar, donde no había nada, por no haber no había ni luz  eléctrica, estuvimos  unas  semanas viviendo como pudimos, hasta que mi abuela, decidió que tenia que volver  al lugar de donde procedíamos, para vender lo que allí dejo:(unas Vacas; y un corral; y así, poder comprar algo en el nuevo lugar donde nos  instalamos.También recuerdo; que cuando fuimos  a vender lo que tenían mis  abuelos  en (Marchena), (pueblo de mi nacimiento),fuimos en tren; y fue la primera vez que yo viajaba por este  medio, después de haber vendido lo que allí tenían,  volvimos para Alcala del Río, (pueblo del nuevo destino);y resulta de que cuando llegamos a la estación de autobuses,para volver, el ultimo ya había  salido; y recuerdo que mi abuela que era muy valiente, no se lo pensó; y nos vinimos andando desde  Sevilla hasta Alcala del rió. 

Esto no lo podre olvidar nunca, porque llevaba una  fiebre muy alta....Continuara.....