https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

miércoles, 11 de septiembre de 2013

The show must go on..

The show must go on. Diada  2013....

.¿Tiene tiempo de ser bueno,  el que se ocupa demasiado en hacer el bien?

 Muy interesante, y cierta la  frase;  que hoy (en la DIADA); he podido entender su significado, pues he visto con mis propios ojos, como alguien;  se afanaba; e intentaba ser bueno y agradable, para todos besando a las mujeres y dando la mano a los hombres. ¿Es para aparentar?. ¿Quién no se ha encontrado alguna vez con esas circunstancias?; (pregunta tonta), quién conozca a alguien totalmente desenganchado al "qué dirán", debe estar frente a un caso de auténtica locura, sólo así podría entender tal hallazgo, porque creo que fuera de los casos patológicos en los que existe una deshinibición total (o considerable), la gente quiere aparentar, poseer, pertenecer, gustar, en un grado u otro, porque tenemos miedo a la soledad, miedo a ser rechazados, miedo a hacer uso de nuestra libertad, miedo a elegir, porque siempre nos vale el "mal de muchos, consuelo de tontos", si nos equivocamos, lo hacemos haciendo lo que hacen todos, sin embargo, si fallamos intentando ser originales, vaya chasco, ¿no?, es muy difícil asumir los errores que comete uno mismo, por sí, guiado por su impulso, porque uno sólo es comprendido por uno mismo. Pero entonces: ¿Y la hipocresía?, ¿cuánta gente hay haciendo el bien quedándose sólo en el afán del acto, del reconocimiento, del hecho?. ¿cuántos hay esclavos del aparentar ser bueno?;



También se puede ser bueno en silencio, una persona que no hace nada, ¿puede ser buena?, yo creo que sí, porque el hecho de "ser" es simplemente serlo, no aparentarlo. De cara al juicio de los demás, tienes que aparentarlo, ya sabéis "A la esposa del César no le basta ser honrada, sino además tiene que aparentarlo" así es que, quedas subordinado a tus actos y a la necesidad de "hacer el bien" para "aparentar ser bueno"; Pero ¿a quién le importan los juicios?, pues a quien le importa el "qué dirán" y quien busca aparentar, el ser humano, es humano, no es perfecto (es perfecto en su imperfección), y por el hecho de no ser perfecto, se equivoca y tiene el privilegio de aprender, pedir perdón, rectificar y por tanto, madurar, crecer, edificar, todos los demás son los que juzgan, los que aplican "la mejor defensa": el ataque.

P.C.A. Prefiero a un Bandolero, que me cuide mi casa; que a un cura que me guarde mi hacienda...(A.Pedrosa.)..