https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

martes, 20 de marzo de 2012

Pineda en la memoria...

"Hay personas que habiéndolo tenido todo para triunfar, acaban fracasando tras haber dilapidado sus dones"; (su credibilidad).Todos conocemos gente así; a veces, sentenciamos que nosotros lo habríamos hecho mejor; si hubiéramos tenido las mismas cartas, pero ni las cosas son tan sencillas, ni las cartas son siempre las mismas que parecen. De manera similar, existen ciudades y pueblos; que siendo privilegiados en clima, recursos y personas, languidecen en la inoperancia, cuando no se dedican directamente a desangrarse, solos o con ayuda del vecino.


No hay cosa más sencillo que indagar las causas; hay ciudades que parecen bendecidas por los dioses, pero arruinadas por motivos que rozan lo anormal, desbordan la lógica y desafían a los más entendidos; ciudades que no están en el tercer mundo, pero funcionan peor que muchas de las de allí; gobernadas en regímenes democráticos, pero en las que se practican modos dignos de allende el Telón de acero; con acceso a la cultura y la educación, pero en las que parece vivir gente dormida que se conforma con su rancho diario; Pueblos, en fin, como en el que yo vivo. Pineda de Mar..

Podría asegurarse que si en Pineda se hubiera materializado la décima parte de los proyectos e inversiones prometidos a lo largo de los últimos veinte años, tendríamos, además de pleno empleo, el pueblo más avanzado del mundo, con más arte, con más espacios deportivos, el más industrializado, el más verde, el más limpio, el mejor comunicado la de mejor clase política y la más distinguida. Obviamente, no la tenemos. ¿Por qué?.Por una letal combinación de incultura, falta de empuje ciudadano y carencia de honestidad política.

Hasta aquí el pasado y el presente.(Los que ahora hay se irán,y otros vendrán,,y espero que no todo siga igual)..

Yo ansio(tengo ansias); que un día este pueblo decida que no le gusta que sus dirigentes se rían de él; que no está dispuesto a aceptar que su clase política se obsequie a sí misma con buen vino en lo alto de la cima, mientras vierte sus desechos sobre la chusma que mora en los bajos,y en la cueva del desconocimiento. Puede que un día los Pinedenses decidan que no son monos, que no son chusma, que no son ciegos, ni sordos, ni mudos. Y que comprendan que aunque esta ciudad se esté hundiendo en la decadencia, otra Pineda es posible.