https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

lunes, 18 de marzo de 2013

Imbéciles..

"Pensamiento y lenguaje van de la mano". (Mi escrito reflexivo de hoy) Día 18 de Marzo de 2013...Autor  Antonio Pedrosa...

Creo que la clase política de este país(con algunas excepciones, sin duda,por que generalizar no es bueno); es un reflejo de nuestra sociedad, no me cabe ninguna duda.Estos solo hacen lo que saben y para lo que están preparados. Alguien me decía que deberían de pedir perdón, por todas la atrocidades que han  hecho, pero yo opino que no, que tendrían que hacerlo todas esas personas; que les han puesto donde están.

No hay que olvidar que  una parte de la clase política; a la que podemos calificar de "imbécil", corresponde una, no menos imbécil capa de la sociedad, que aplaude a rabiar cualquier decisión del partido político de su gusto, aunque esta lleve al desastre.

Y si buscamos que nuestros políticos "respeten lo público", debemos empezar los que somos simplemente ciudadanos; y votantes a valorar el bien común, lo de todos, lo que pertenece a todos y a nadie, porque echando un vistazo a la forma de comportarse, (en demasiadas ocasiones); de los españoles en sociedad, sin duda cualquier persona objetivamente puede deducir que de "estos españoles, aquellos políticos".

Empecemos los españoles de a pie a mirar la viga en el ojo propio, y enseguida veremos la paja en el de los políticos. 

Ejemplos sencillos, que nos dan una idea de nuestro desdén por " lo público": el maltrato de nuestros medios de transporte; la suciedad que dejamos en las calles; nuestros gritos frente al descanso de los demás; nuestro desprecio por el cumplimiento del pago de impuestos; nuestra tendencia a desobedecer el código de circulación; nuestro poco cariño por cumplir con el deber cuando el destinatario es nuestro propio ayuntamiento, o Comunidad o el Propio Estado. Que cada uno se ponga un ejemplo de poco civismo.(Entiéndase que no estoy  generalizando).

Cumpliendo y respetando nuestras propias normas, estaremos en disposición de hacer cumplirlas a nuestros políticos. Seamos responsables, para que ellos, los imbéciles, queden en evidencia.

¿porque hay tantos imbéciles?.

No hay más que acercarse a un grupo de jóvenes haciendo botellón, (o en el mismo facebook, en algunos  escritos de estos a los que me refiero, doy fe de que habeilos  haylos), con los altavoces de sus coches tuneados a todo trapo;  (a saber de dónde sacan el dinero para pagar las letras,) o acercarse a un grupo de jóvenes que forman, cuadrillas moteras; y oírles hablar para comunicarse, hay que dominar un código, el que sea, y estos jóvenes, que representan un porcentaje de la población, tienen una capacidad de expresión, proporcionalmente muy limitada,

En resumen, la producción de lenguaje de los imbéciles; tiene que ver con el pensamiento, luego creo que tengo razón.("Pensamiento y lenguaje van de la mano").

Y si no la tengo, es mi opinión, algo que algunos de los que me  censuran no deberían olvidar.

¿ Algún día  dejaremos de ser imbéciles? Yo pienso y creo (personalmente) Que: Algún día acabaremos comprendiendo, que lo importante no es tener más, sino tener suficiente y que lo fundamental no es ser más, sino ser feliz. Y puede que algún día, también lleguemos a querernos; y respetarnos más, y eso incluirá poner freno a la codicia, de aquellos egoístas que quieran acaparar más de lo que les corresponde, porque habremos entendido que en un mundo compartido y finito, si alguien tiene más, por pura lógica, a alguien le corresponderá menos. Bajo estos principios habrá para todos, y no como quieren hacer creer algunos: repartiendo la miseria, sino compartiendo la inmensa riqueza de este (que pudiera ser) paraíso. Aunque viendo cómo está el patio, yo diría que está todo perdido; y que esta sociedad está colapsando sin solución. Pero siempre cabe la posibilidad de un despertar colectivo al estilo del imaginado por Saramago. O que, desde una perspectiva mucho más sensata; y contando con la incapacidad de toda esta gente para hacer algo real, al final entre una minoría podamos dar un vuelco a este sistema, con la seguridad de que se adaptarían y con ventaja al nuevo, exactamente igual que lo han hecho a este.


Durante más de 40 años de un régimen; que no dejaba lugar a la participación, a la discusión, a la elección, a la responsabilidad en las acciones de cada uno; que trataba a los españoles como niños de guardería, ha conseguido que los mismos españoles nos comportemos como niños malcriados, a los cuales, después de decirles siempre lo que se podía o no hacer, lo que se debía o no comentar, tratar, hablar, discutir, se les ha dejado huérfanos de normas de comportamiento, de pensamiento, de razonamiento.

Acostumbrados a que las cosas eran por decreto ley, porque lo digo yo; o porque lo dice el señor Alcalde, la población lo único que intentó fue sobrevivir; y aprovechar los agujeros o grietas del sistema, para establecerse, sobrevivir o medrar. Y en esas estamos, intentando inculcarnos a nosotros mismos la idea de que nadie más que nosotros mismos, somos los responsables últimos de que los que nos gobiernan, ahora que ya los "elegimos" nosotros no gobiernen para los "suyos" como era costumbre, sinó para todos.

Y si yo fuera, fumador,(que no lo soy); siempre pienso que mientras alguien, tire una colilla al suelo, sin duda está demostrando su desprecio, a un nivel ínfimo, pero desprecio al fín y al cabo, por lo de todos. Ni uno solo de nuestros impuestos debería ir destinado a barrer algo que una persona, libre y des preocupadamente ha tirado al suelo de forma consciente.

El "efecto colilla" es el efecto mariposa en nuestra forma de comportarnos con los  demás.

Muchas veces he sostenido que "los políticos" no son extraterrestres. Vienen de la sociedad y son un espejo de la sociedad. Lo que pasa es que cuesta trabajo no sentirse " un imbécil honesto" cuando muchas de las leyes, las normas, los reglamentos solo protegen los intereses de una minoría, de la poderosa minoría.

P.C.A. Los inteligentes crearon el mundo, pero quienes lo disfrutan son los imbéciles.