https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

domingo, 14 de abril de 2013

¡¡¡Franco vive!!!...

Francisco  Franco  Bahamonte:   En España hay gente que aún lo añora. Después de más de treinta y cinco años de su óbito, hay partidos y personas que todavía recuerdan al viejo dictador.  Hoy en mi paseo  diario, por el promenade; de Pineda de Mar (Barcelona), me he quedado muy sorprendido (y tristemente  atónito), cuando al cruzarme con un grupo de personas, uno  iba comentando, "lo que haría falta aquí  es que volviera  franco de nuevo, para arreglar las cosas y ponerlas en su sitio".


¿Que cosas?. Dije que es triste, porque ninguno del grupo, me aventajaba en edad, ¿como pueden decir eso?. ¿Si no vivieron el régimen franquista?. Es lamentable, y muy preocupante, lo que piensan muchos, que ni siquiera, lo han vivido en primera persona. Es muy arriesgado, pues se puede caer en el error, de la historia, ( alguien la esta contando; y escribiendo a su manera). Os dejo una carta, que bien podría  a ver sido escrita por el "dictador".


 "Españoles todos": Aunque sé que jamás mis sucesores os leerán esta carta, supongo que algún español dará con ella algún día, siempre he confiado en vosotros, sois un magnífico pueblo, aunque nunca os habéis valorado lo suficiente, incluso fuisteis capaces de no hacer nada para deshaceros de mi régimen autoritario durante los cuarenta años que duró. Cómo todos sabréis, yo me morí en la cama de puro viejo, nadie me apartó del poder más que la muerte.

Sé que a partir de mi muerte os van a destrozar, pero yo no he podido quedarme más con vosotros, otras obligaciones me reclaman. Nunca os dije que en este país lo que más abundan son los mangantes, conmigo se mantuvieron a raya, pero tras mi muerte se reproducirán como las ratas y vais a enteraros de lo que es una dictadura, cuando salgan adelante todos los partidos políticos, por la izquierda, la derecha o los nacionalismos, todos dispuestos a trincar lo que no han trincado durante los cuarenta años que los he contenido.

Aunque no lo creáis, yo también quería ser un demócrata desde los años sesenta, pero viendo lo que me rodeaba decidí no mover pieza; los que me sucederán os venderán como democracia un negocio que se van a montar para aprovecharse de vosotros, para oprimiros con sus chorradas, para esquilmaros, para estafaros sin fin. En realidad, no serán demócratas, sino aprovechados que utilizarán la democracia para alcanzar privilegios que la vida no les concedería de otra forma. Ya os dije que en España abundan los mangantes, tened cuidado con todos ellos porque sin daros cuenta siquiera os habrán dejado pelados, los de izquierdas, los de derechas, los nacionalistas, los sindicalistas y otras gentes del buen vivir a vuestra costa.

Yo les he conocido bien durante todo este tiempo, cada uno mirando para sus intereses diciendo que defiende los de todos, todos vendiendo sus utopías particulares para cobraros el servicio a precio de genios cuando son lo más burro que podéis imaginaros.

Una cosa de la que quiero advertiros es que todos son iguales, lo único que cambian es la forma de embaucamiento: unos dirán que lograrán lo que nunca se ha logrado, otros que harán que las cosas vayan a mejor, pero todos os tomarán el pelo, porque entre lo que digan y lo que hagan habrá más distancia que entre la Tierra y Neptuno. Enteraos de que mienten más que hablan, mienten hasta cuando se creen que dicen la verdad. Y no olvidéis que vivirán muchísimos años de denostar todo lo que yo hice, de llamarme facha, asesino y cosas peores, pero veréis, muchas cosas no serán ciertas, pero sí rentables para ellos. Yo era un español más, ni muy ambicioso, ni me creía un genio, sabía lo que había y tiré para adelante, en algunas cosas me habré equivocado, pero en otras, como la de mantener a raya a tanto sinvergüenza estoy seguro de que acerté.

Pero lo que quería deciros es que cuando lleguéis a una situación catastrófica que está por venir, os van a aturdir con miles de datos, con miedos y peligros, hasta haceros vivir en situación de amenaza permanente, pero no les hagáis demasiado caso, todo eso es para ocultar sus crímenes, a ello les ayudarán los jueces que han colocado y los medios de comunicación que habrán comprado, en el fondo son mucho más fascistas que yo, aunque presuman de demócratas, porque no lo son: un demócrata no se aprovecha del pueblo, le sirve cuando ostenta un cargo de representación, no se sirve de él.

Al final, lo que tenéis que hacer para libraros de tanto farsante es denunciarlos sin interrupción, y esperar que alguien desde la justicia os haga caso; cuando comiencen a caer irán todos juntos uno detrás de otro, todo es cuestión de tiempo. En el fondo todos ellos son unos cobardes, vagos y apoltronados que no saben lo que es sacarse las castañas del fuego por si mismos, sino no se dedicarían a la política, que es como una jubilación anticipada de la vida real para vivir entre el chisme y la corrupción.

Por España no os preocupéis, si ha aguantado invasiones y guerras, golpes de Estado y revoluciones, y gobernantes como Felipe II o yo mismo, puede con todo, los españoles sois un pueblo duro, tal vez tanta opresión como habéis soportado os ha hecho fuertes. Resistid con lo que podáis, porque al final todos los mangantes caen, sólo es cuestión de tiempo. Mientras tanto sed felices con lo que os quede.

¡Viva España y vivan los españoles!.

P.C.A.  La historia hay que vivirla para poder contarla..