https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

jueves, 18 de marzo de 2010

Mentirosos, vendedores de humo..

Cuando era niño y no quería comer, mi Abuela me prometía, que si me terminaba el almuerzo me compraba un regaliz..En mi adolescencia, mis Tios me prometieron que si trabajaba duro me regalarían un balon de reglamento..En mi juventud, mi mejor amigo me prometió que cuando se casara yo sería su Padrino de bodas.. Hoy ya no quiero mas promesas.¿A quien le han incumplido una promesa?Cada vez que queremos conseguir algo de otro ser humano, recurrimos a un montón de tácticas muy bien elaboradas:Existe el trueque, que significa tu me das y yo te doy; la venta, tu me das y yo te pago; la amenaza, me das y no te hago daño; la advertencia, si me das no te haré sufrir... todos estos "armamentos maquiavélicos" siempre tienen un fin, "obtener lo que queremos" y aunque no podemos asegurar que estas armas son "muy dignas", por lo menos, son "mas aceptadas", porque todos sabemos a que atenernos con ellas y porque nos atacan de frente.. No obstante, hay una manera muy sutil de (convencer y conseguir lo que sea), "Las Promesas", porque son ilusiones prestadas, parásitos de la fe, sentencias eliminatorias y,dictámenes del terror, que se aferran de nuestras grandes debilidades, la confianza y el miedo, que cuando no se cumplen pueden elevarnos al cielo o dejarnos caer en el abismo, y que cuando se hacen realidad se transforman en un viaje a las estrellas o en una estado en el infierno.Políticos, famosos, vendedores, anuncios publicitarios, religiosos, pronosticadores de acontecimientos, novios, amigos, enemigos, padres, hijos, todos nosotros hacemos buenas y malas promesas, pero de diez promesas que hacemos, ¿Cuántas Cumplimos?.Lamentablemente, casi siempre, solo las malas, porque es mas fácil cumplir la promesa de darte un golpe que de darte una rosa, y porque simplemente, eso, es inherente a la raza humana.Definitivamente es malvado, no cumplir con una buena promesa, porque para el que la recibe, es como un cheque a largo plazo, el hecho de contar con ello, aunque no sea tan importante el monto, le hace pensar, que cuando logre cobrarlo, ¡buala!, los sueños ¡si! se harán realidad, pero que si cuando llegue al banco, y el cajero le niegue el pago por no fondos, absolutamente ¡toda! su vida se ira a la mierda.Yo pienso que hacer buenas promesas debería estar fiscalizado por la ley, por que así como dar cheques sin fondo es delito, no cumplirlas también lo es, y en el fondo, es un asesinato, porque te mueres de la pena; es un robo, porque te quitan las ilusiones y te sacan las ganas de volver a creer, y que la pena para estos vendedores de promesas falsas, deveria ser la promesa un día, volver a creer en ellos.Consumar las buenas, es una responsabilidad, es como pagar la luz, comprar alimentos o pagar la letra del auto, porque esta en juego nuestra palabra y con ello, nuestro honor, por eso, tenemos que ser responsables de nuestros actos y al momento de subirnos en el carro de las promesas, estar conscientes de que si podremos cumplirlas, para no dañar a nadie, para no ser delincuentes de la fe, ya que, cuando se trata de buenas promesas, no existe diferencia entre grandes, pequeñas, mas o menos importantes, a largo o a corto plazo, todas son iguales, y como robar, incumplirlas, definitivamente también es un delito.


Seamos conscientes de que a veces es mejor no decir nada antes de abrir la boca para apuñalar por la espalda a quien en realidad queremos y confiamos en su palabra, que se las lleva el viento, son mejores los actos, que perduran en el tiempo y olvidémonos de las malas promesas, porque son esas las que nos vuelven asesinos en serie... de malas acciones, son solamente "estas" las que nunca, jamás, deberíamos cumplir.

P.D.. Prometo, que nunca mas, volveré a prometer,sin antes estar seguro de que podré cumplir....