https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

lunes, 18 de febrero de 2013

No esperes la verdad de otros, busca tu verdad....

Estoy harto de tanto periodista, "amarillista". Ni TV3, ni Antena 3, ni TV5´- ni tantas cadenas ni mucha prensa, son objetiva con la realidad que nos mueve cada día:

Yo me pregunto cuál es la obligación última de los periodistas en la construcción del relato diario de la actualidad. Es obvio que el periodismo -(en su más amplio sentido, desde la información a la opinión, de la web a las tertulias de radio y TV, del microperiodismo a los grandes lobbys)- no construye la realidad: los periodistas la cuentan, cada cual a su manera y, en lo que me toca,(yo hago mi propio periodismo); sin pretensión de poseer la verdad revelada. No somos perfectos.


Sin embargo, cuando veo el telediario de hoy, de ayer o de mañana, y desfilan veinte minutos seguidos hablando de Bárcenas, Gürtel, el alcalde de Santiago y Pokemon, el ático de lujo de González, Urdangarin, Rato, Gayoso, Fabra, Matas, la exnuera del hijo de Pujol, la exnovia del hijo de Baltar, el cuñado de Pepe Blanco, la novia pluriempleada del Alcalde y así hasta la náusea, no puedo dejar de preguntarme por la veracidad de este cuadro. ¿Lo ha dibujado Antonio López o son pinceladas de brocha gorda, surrealismo barato, bullshit en estado puro?.



Me niego a creer que la sociedad española se reconozca a sí misma en el Retrato de "Alibaba, y los cuarenta ladrones" o la de el Caballero con la mano en la caja. Me niego a aceptar que nuestra crónica diaria de la Corte Española sea una colección de bufones de Velázquez; o que el retrato del sistema financiero sea un capricho enloquecido de Goya. Me resisto a que el título del cuento sea Alí Bárcenas y los cuarenta ladrones. Porque salgo cada día, a la calle, paseo por ellas;y además de paro; y personas rebuscando chatarra o comida en el cubo de la basura, ante alguna frutería de mi pueblo (las veo a veces), veo otras muchas cosas buenas que no salen en los noticiarios, secuestrados por una pandilla de delincuentes. No pretendo que se silencie su ignominia; al contrario, luz y taquígrafos, es nuestro trabajo y deber; y que la Justicia haga el suyo con rapidez y rigor, sin los atajos de amnistías fiscales e indultos interesados. 


Quiero pensar que otros informativos posibles; son tan veraces como estos, que nos dejamos colar de contrabando. Quiero imaginar un telediario que abra con la noticia: "Hoy se han realizado en los hospitales de España mil intervenciones a corazón abierto que han permitido salvar mil vidas". "Un millón de estudiantes han acudido esta mañana a sus aulas y han aprendido cien gramos de inglés y medio kilo de matemáticas". "Veinte millones de vehículos han dado una vuelta a la manzana y han regresado a su plaza de garaje. Diez se han estrellado por la niebla y apenas 53 han tenido una rozadura".

El periodismo no construye la realidad, la cuenta; pero los noticiarios de hoy, y los de ayer y mañana, nos están contando solo una parte muy pequeña de la realidad: la cloaca, el pozo negro. Pero hay millones de personas honradas, bomberos que salvan vidas, médicos que curan, panaderos que madrugan a hacer nuestro pan, maestros, músicos, fontaneros, poetas. Cada uno y cada día con su afán. No sé por qué el maldito telediario no se ocupa de las cosas importantes de la vida. Y los periodistas todos, de construir otro relato, un relato más fiel a la vida real y más completo. Nos afecta saber si ha dimitido ya el Alcalde o sigue removiéndose en el lodazal. Pero también forma parte de la fotografía de hoy la lluvia que teclea su letanía digital sobre el iPad de granito de la fachada del Ayuntamiento; y dibuja un cuadro con vicios y virtudes, en La plaza de las Melias.

P.C.A. La verdad es la verdad, la cuente quien la cuente, y aunque la cuente al revés...http://youtu.be/2sj46CFBIy4