https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

martes, 13 de noviembre de 2012

Del sindicato me guarde Dios....

Lejos de su labor en defensa de los derechos de los trabajadores, los sindicatos corruptos de este país se han convertido en el brazo ejecutor de los chanchullos del Partido Socialista. En el "brazo tonto" del P.S.O.E.El dúo patético formado por Cándido Méndez (U.G.T) y su ya inseparable compañero de fechorías Fernández Toxo (C.C.O.O), a los que sólo falta darse "morritos" en público, ha transformado la legítima defensa de los derechos obreros en una indigna "pantomima", demagoga y partidista.

Ahora, con la llegada del gobierno del P.P, les han empezado a tocar "bolsillo". Se huelen lo que les puede venir encima. La Comunidad de Madrid ya empezó a cuestionarse el tema de los "liberados sindicales", esos personajes que, sin tener que trabajar, son pagados como si lo hicieran por las empresas que les contrataron. Vamos, que no dan un palo al agua. Son menos productivos que un "lagarto al sol".

Los sindicatos se cuidan muy mucho de hacer público el número real de parásitos de este tipo que viven; a costa de todos. ¡Son legión! Por no hablar de los delegados; y otros enlaces sindicales, con sus horas de libre disposición que, casualmente, suelen coincidir con puentes, "acueductos" y otras vísperas de festivos.Es ahora cuando, viendo sus privilegios tambalearse, convocan una nueva huelga general.(la segunda en menos de un año); Y no hace ni un año  de la entrada del nuevo gobierno. Con el anterior tardaron casi siete años y fue el que nos colocó en la situación que estamos. Sobran las palabras. Y no digo que la protesta no esté justificada. Es evidente que las medidas adoptadas por el Partido Popular; perjudican a los de siempre, a las clases menos favorecidas de la sociedad. Pero este hecho, a los sindicatos corruptos y politizados que tenemos, les da exactamente igual. Lo que no quieren es que muevan sus inmensos culos de las poltronas que ocupan.

A todo esto, con la crisis que padecemos, los empresarios encantados. Un día menos que pagar (más la parte correspondiente de pagas extras, vacaciones, etc.) a los que secunden la huelga. Los únicos que cobrarán son los liberados (por supuesto) y los delegados y enlaces sindicales que, con total seguridad, ya habrán acumulado sus horas de libre disposición para usarlas ese día (y el siguiente, que es Jueves) e irse a pasear "si hace bueno".

¿y que decir de los piquetes?

Los piquetes "informativos" ya han empezado a actuar. Amenazan, apuntan en "listas negras" y hasta fotografían comercios y empresas que manifiestan su legítimo derecho a no secundar la huelga. ¿Cuánta silicona gastarán para inutilizar cerraduras ese día? ¿Cuántas piedras lanzarán contra escaparates y ventanales? Los sindicatos recuerdan y exigen, (ver sus páginas web), el respeto al derecho a la huelga. Y me parece muy bien. Lo que no me parece tan bien es que no exijan, de igual manera, el derecho al trabajo y a la libertad de decisión que todos tenemos.

P.C.A. Que los sindicatos son necesarios no admite duda. Pero sindicatos que realmente defiendan nuestros derechos y no los suyos.( cuotas de sus afiliados). A mí no me representan. Les rogaría, por tanto, que no hablen en mi nombre. Una "desratización" a fondo no les vendría nada mal.